Noticias

image description

Los robos a domicilios han repuntado en lo que va del año, de acuerdo con estadísticas. Por ello, conocer cómo operan y tomar medidas preventivas para reforzar la seguridad de nuestro hogar evitará que se convierta en una víctima más de la delincuencia. Comúnmente, cuando los ladrones entraban a un domicilio o negocio, lo hacían a través de una ventana, un tragaluz o incluso hacían un boquete en uno de los muros, pero esta forma de operar ya cambió.

Ahora, los ladrones entran igual que los dueños del inmueble: por la puerta principal.

Aunque pareciera difícil de creer, así han sido los testimonios de los afectados de robos, la tendencia que prevalece es de que los ladrones entraron a las casas por la puerta principal.

Muchos de esos robos aparte han sido cometidos durante las madrugadas, cuando los moradores se encuentran dentro de sus domicilios, o dueños de locales no están.

Según el informante, en la mayoría de esos hurtos, los delincuentes forzaron las puertas principales para ingresar a los inmuebles.

Explicó que anteriormente los robos en domicilios se cometían en el día, cuando los inmuebles quedaban solos porque regularmente era habitado por parejas jóvenes donde ambos trabajaban.

De acuerdo con cifras de la Policía de investigaciones, los robos a casas habitación repuntaron desde abril, llegando a cifras que no se habían alcanzado en todo el 2013.

Las estadísticas oficiales señalan que en un mes promedio se cometieron 435 robos a casas, de los cuales 20 se cometieron con violencia, es decir, que los ladrones portaban algún tipo de arma para someter a sus víctimas.

Desde agosto del 2011 que no se registraba una cifra tan alta de robos, cuando fueron denunciados 450 casos en un mes.

La fuente dijo que está comprobado que los robos son cometidos en casas y locales con pocas o nulas medidas de seguridad.

Los ladrones buscan las casas que tengan menos medidas de seguridad; si una casa no tiene barda o reja al frente y la puerta principal sólo cuenta con una chapa, es la que escogen para robar.

Primero tocan a la puerta y si no sale gente, violan la puerta para entrar; a las casas que tienen más medidas de seguridad los ladrones les sacan la vuelta, a menos que la gente ostente lo que tiene, como computadoras y pantallas de televisión, entonces los delincuentes también van a buscar entrar a esas casas", agregó.

En muchos robos, explicó la fuente, han detectado que los ladrones también abren una puerta posterior y así la dejan para despistar a los investigadores sobre su modo de operar.

El informante señaló que los investigadores tienen identificados los objetos que buscan los ladrones.

Casi siempre se llevan dinero, joyería, computadoras portátiles y pantallas de televisión", mencionó.

Los aparatos electrónicos y las joyas regularmente las dejan en las casas de empeño, donde obtienen dinero sin ser investigados sobre cómo obtuvieron las cosas que llevan.